La importancia del oído musical para el flamenco

La coreógrafa Esther Ponce, ha tenido alumnos que se dedicaban profesionalmente a la música y que tocaban un instrumento como piano, contrabajo o violín.
Cuando empezaban a estudiar con ella por lógica, ella pensaba que la parte del oído musical sería fácil para ellos porque en el fondo estaban haciendo música.
Pero cuando realmente profundizamos en el estudio del compás de cualquier palo flamenco en particular la bulería, la madre del flamenco, como la define Esther Ponce, se dan cuenta que les cuesta coger los acentos que mayoritariamente vienen precedidos por un “síncopa”.
El síncopa es un acento que va entre el contratiempo y el tiempo y tiene una duración menor. Por eso a veces si no tienes oído musical para el flamenco aún siendo músico, puede que pase desapercibido y que no se consiga lo que en el flamenco se llama tener ese “pellizco” que solo se tiene en el compás flamenco. Una mezcla entre pasión y actitud. Obviamente cuánto más se escucha flamenco más se entiende como en otros tipos de música.
Y cómo no mencionar el famoso “contratiempo” en el flamenco que cuesta mucho más cuando se interpreta en el baile. Pero como siempre dice Esther a sus alumn@s: «el oído es un instrumento y hay que afinarlo y sin duda ninguna en mis clases todo se consigue».

Pero con el oído musical para el flamenco también se nace y no necesariamente porque hayas nacido en un ambiente flamenco, puedes ser extranjero y tener buen oído para el flamenco. En las clases de iniciación de Esther Ponce siempre se comienza por estudiar y profundizar en el compás en Solea por  bulerías, un poco más lento que la bulería y más rápido que la Solea.

Porque, como dice Esther, si este compás lo dominamos bien con sus acentos, sincopa, contratiempo y llevando la base perfecta del tiempo, tendremos el oído educado perfectamente para empezar a estudiar otros compases para el baile que tienen diferente mesitura, acentos y tiempos como el compás por seguiriyas, martinetes, tangos, tientos, tarantos, alegrías etc…

«He heredado el oído de tísico de mi padre, director e ingeniero de los estudios de grabación Hispavox de Madrid y mi madre Elvira Ponce “ La voz de Naranja”. Ninguna valenciana ha tenido ni tendrá este nombre artístico tan bonito y quien con tan solo 9 años ya ganaba en Radio Nacional de España el concurso de la Copla. » – Esther Ponce- .

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *